Acechante

En el reverso del espejo hay un fotógrafo escondido o invisible: el del Tiempo, ansioso de ir haciéndonos retratos desde desde la niñez hasta poco antes de nuestra muerte. Nos consolamos diciéndonos que esas fotos duran sólo un instante y desaparecen en cuanto no miramos nuestro reflejo, pero hay espejos malévolamente memoriosos, y guardan todos esos retratos como en un álbum.

 

            -Silvestre Lanza.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s