¿Te obsesiona la perfección?

Actualmente existe un fenómeno social: la obsesión por ser perfectos, procuramos una apariencia pero eso no significa que estemos atentos a cuestiones de vital importancia, como lo manifiesta esta campaña. 

“La perfección” es infinita e inagotable, por eso resulta “tramposa”: es  intentar realizar lo imposible, no hay fronteras ni definición alguna que nos oriente hacia dónde dirigirnos y mucho menos cómo alcanzarla. 
 Muchas personas viven o vivimos insatisfechos debido a una interminable lista de motivos. Queremos ser perfectos en nuestro desempeño laboral, académico, en la relación de pareja o estar “impecable” físicamente pero, sin condenar esas preocupaciones, no podemos negar que si no hay salud y obviamente sin vida no nos podemos seguir realizando.
 La obsesión por la perfección nos puede dañar de manera psicológica y física, por la incertidumbre y sensación de ser inadecuados, “poco” o “menos” de lo que -“se supone”- deberíamos ser. Sin importar que la diferencia nos   constituye como individuos, nuestras acciones se dirigen a atender “esos” asuntos que se gestan en la sociedad y habitan nuestra cabeza, invaden las emociones, y descuidamos lo realmente vital. 
 De manera más tradicional, se podría decir que vivimos estresados por “cuidar” la belleza de nuestro cuerpo pero la salud, nuestro bienestar espiritual o mental, no la atendemos debidamente.  
 Una campaña publicitaria orientada a prevenir o detectar el cáncer de seno (a tiempo) basó su discurso en una obsesión común actual: la vanidad o “defectos” físicos. Se titula ¿Estás obsesionada con las cosas correctas? y juega con la idea de cómo queremos que sean las cosas y qué nos (pre)ocupa: queremos la perfección, atendemos nuestro cuerpo, en términos de belleza, pero no nos ocupamos de cuestiones que amenazan nuestro bienestar físico y que podrían costarnos la vida.
 El diseño de esta serie de carteles fue creado por la agencia DDB, en Singapur, teniendo como director creativo ejecutivo a Joji Jacob, el director creativo fue Thomas Yang y el copy Khairul Mondzi.
Fuente: Wepik
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s