A UNA MARIPOSA

De noche febrero soplaba con frio,
la lluvia colgaba en el marco del vidrio
que hacia mes y medio
me venia guardando del tiempo invernal

las horas llevaban un rato pasando,
yo tambien pasaba por un largo rato
pensando en las cosas que no se contar

Y ella llego, llamó a mi ventana
con un persistente movimiento de alas,
tan fragil y blanca
queriendo pasar
la luz en mi cuarto cruzando la nada
seguro la habia mandado llamar

Pensé en otras alas de abril que se fueron,
pensé en las distancias y en el desconsuelo
y en todo el dolor que guardaba mi pecho
que les vio marcharse,
pensé en las mañanas de frio que quedaron
y robando al mundo tambien un pedazo,

me vi levantandome

pero ahora mas fuerte,
o acaso mas débil,
pero mas prudente
en el paso que daba,
me vi ahora tranquilo
sin dar nada a nadie,
sin pedir asilos
y en la inmensidad del camino aprendido
me halle solitario

y ella tenia frio
y la lluvia ya habia
comenzado a arreciar,
la vi tan pequeña,
la vi tan cansada,
que me oi murmurando
al abrir la ventana,
si es por esta noche te puedes
quedar…

Fernando Delgadillo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s